Archivo de la categoría: Museo de los niños

Facilitar es como cocinar

Bandera_costa_rica San José, Costa Rica

 

Un ambiente muy cálido nos abrió sus puertas en Crea Más, un espacio lleno de juegos y tecnología que se fue haciendo divertido conforme llegaban las personas participantes que se sumarían a aprender, compartir y construir juntos herramientas para facilitar grupos diversos que nos permitan espacios más inclusivos.

Empezamos en círculo, activando nuestros cuerpos, 1_Masaje_Colectivochequeando las expectativas de las personas presentes y seguidamente preguntándonos: ¿qué es una persona facilitadora? Se dieron respuestas como: persona que da información, crea lazos afectivos y espacios, crea vínculos, actúa como mediador, busca adaptarse, comparte sus experiencias, etc. muy acordes con el objetivo. El cual, por medio de juegos cooperativos y herramientas de teatro busca vivenciar en el “Aquí” y en el Ahora” de qué se trata facilitar un espacio.

Gracias a la excelente disposición del grupo a aprender jugando, hicimos un “pasa el aplauso”, “El zombie”, y “caminata por el espacio”, para introducir la importancia de que nuestro cuerpo esté presente en el Aquí” y en el Ahora”, en el momento de estar con algún grupo como facilitadores. Finalizamos con “la campana”, en este juego el centro nunca quedó vacío, y aunque por momentos se veía desordenado, evidenció la excelente solidaridad y ganas de trabajar en equipo. Esto nos permitió reflexionar sobre la importancia de mantener la calma, observar, escuchar y respirar, así como lograr estar atentos a las necesidades del otro, a acompañar a la otra y por medio de nuestros sentidos -despiertos- tomar decisiones.

Antes de ir al refrigerio, entre todos construimos un laberinto con nuestros cuerpos, muros obstáculos y algunas personas con chinches, se convirtieron en el reto para que una de las participantes logrará que tres compañeros con bombas llagarán a su destino final. Cada bomba significaba algo: objetivo, flexibilidad y contexto respectivamente. El primer intento se logró, 2_Diálogo_Abiertopero como guiar procesos grupales no es así de simple, se hizo una segunda ronda donde se incorporaron más dificultades. En esta segunda parte se complicó lograr la meta propuesta y se explotó uno de los globos lo que nos dio paso para conversar sobre la importancia de estos tres elementos juntos: ser flexibles y adecuarnos al contexto, conocer nuestras fortalezas y usarlas en las diferentes situaciones y que nuestras características por mejorar se hagan en espacios donde el riesgo no sea tan alto; y lo más importante, no regañarse, ser constantes, tener paciencia, y conocerse a uno mismo.

Ya en la recta final, luego de un pequeño descanso, nos dispusimos a trabajar en subgrupos,6_Respuesta_Grupo para que en conjunto reflexionáramos sobre: ¿Qué no debe hacer nunca una persona que facilita? ¿Qué tuvimos (Asociación Masaya) que hacer antes del taller? ¿Cuál creen fue la planificación del primer bloque del taller? Y ¿qué recomendaciones darían para que un facilitador logre estar en el “Aquí y en Ahora”? Finalmente hicimos un círculo, y terminamos nuevamente riendo a través de ejercicio grupal “el repollo preguntón” y nuestra tradicional foto final.

Así que facilitar es entonces como cocinar. Cuando uno cocina por primera vez y lo disfruta, quiere seguir haciéndolo; hay que arriesgarse y perder el miedo a probar nuevos ingredientes; si cocino para otros, necesitamos descubrir qué le gusta a nuestros comensales: y como no existe una única receta, solo ingredientes básicos, cada quien hace una propia, poniéndole más o cambiándole algunos. Y si algún día la receta no le quedo tan buena aprovechar el error como un aprendizaje. Hoy cocinamos mucho aprendizaje, cerramos con el repollo preguntón y una foto final con cara de gatos… un equipo de facilitadores muy gato.

7_Foto final

Por Equipo Masaya