Archivo de la categoría: Sin categoría

¿Él es Satanás?

San José, Costa RicaBandera_costa_rica

Por allá en los 90’s (cursaba 5to o 6to grado en una Escuela de La Salle) estaba jugando en casa con mi amigo del alma, Lalo, un vecino con el que siempre la pasaba super bien. Ese día, estábamos en el patio de la casa vieja, y él se percató que yo tenía un llavero con la imagen de San Juan Bautista de La Salle, que como imaginarás luego de 8 años escolares en esa institución (más los años que mis hermanos mayores ya tenían ahí) este personaje significaba muchísimo para mí.

Pues resulta que Lalo, me dijo “eso es de Satán, él es Satanás”. Para mí, en ese momento, eso fue un gran ataque. Le dije que no, que, para nada, y que incluso representaba parte de la iglesia católica. Para lo que él dijo “En el evangelio dice que solo se puede venerar la figura de Jehová, y que cualquier otra representación, es una acción del diablo para engañarnos”.La Salle

Recuerdo mi rabia, recuerdo mi impotencia, que rápidamente al ver el rostro de Lalo riendo y repitiendo “Él es Satanás”…” “Sí, él es Satanás” pasó rápidamente a violencia, lo agarré por el cuello y mientras lo apretaba, él con la cara roja decía “Satanás” “Satanás”… y yo apretando más duro le decía: “Di que no es satanás”…. y de ahí no recuerdo en qué terminó… sí sé que aún está vivo y que continuamos siendo grandes amigos.

Ahora de grande, muchos años después (no hace falta decir cuántos) aún recuerdo ese instante, el lugar específico donde ocurrió y cómo era mi llavero. ¿Por qué sigue en mi mente esa historia? Probablemente porque después de salir egresado de La Salle, ya con primera comunión y confirmación, muchos cambios de posición he vivido. Por ejemplo, estudié 4to y 5to año en un colegio adventista, que me invitó a conocer otra verdad… me la presentaron como “la verdadera”. Rápidamente, y sin avisar en mi casa (no sé por qué), me bauticé adventista. Viví mi nueva verdad, solo por 2 años, ya que cuando hice mi año sabático y dediqué un año exclusivo a trabajar en la cooperativa, varios compañeros de ahí me decían que ellos asistían a la iglesia evangélica, y que esa era “La Verdad”. Recuerdo que, en ese momento, cada tarde debatíamos en los descanso del trabajo (siempre en respeto, tal vez porque nos unía el convivir en la cooperativa) y comencé a darme cuenta que un mismo versículo de la biblia, así fueran dos líneas, la católica, la adventista y la evangélica podían tener una interpretación distinta de esa verdad. Pero lo cierto es que comencé a asistir a esta iglesia y estaba a punto de bautizarme (no era muy duro para cambiar), solo que al irme a estudiar en otra ciudad esto no continuó. Al entrar en la universidad, nuevas posiciones y formas del ver mundo fui conociendo.

Como que no hay Una Verdad…

Ahora y después de mi pasada por la universidad (Que por cierto era católica) estoy en este momento (Hoy febrero 2018…no sé en 5 años) con mi planteamiento que Dios es el acumulado de las buenas energías, y que no requiero de intermediarios -Instituciones- para conectarme con lo divido… y con esto no me siento vidente o sobrenatural… sino que es una relación directa, sin más, con mucho amor y agradecimiento por cada día de vida. Y que hay tantas versiones de verdad como interpretaciones un libro.

Pero… ¿Y entonces? ¿quién es satanás?, no estoy muy seguro, pero creo que no es San Juan Bautista de la Salle, y que es más probable que seamos tú y yo, cuando por imponer una verdad -por más amor que tenga- pasamos por encima de la voluntad de las otras personas, negando sus particularidades.

Posiblemente estas vivencias y las muchas que tuve dentro de mi familia y la cooperativa (las cuales fueron una bendición) desde hace muchos años me he –y nos hemos– dedicado, a buscar formas creativas y energéticamente saludables que nos posibiliten ponernos en el lugar del otro, el posibilitar que por lo menos un instante pensemos/actuemos desde la visión de las otras personas, sobre todo de las que consideremos “contrarias” a las nuestras.

Y es que al final de cuenta, no es tan difícil. Es solo reconocer que yo y los míos, somos solo un pequeño punto dentro de un universo de posibilidades de pensamientos y creencias. Y que si cada uno se pone desde su trinchera -por más amorosa que crea que sea-, (Religiosa, político partidista, patriótica, ideológica…) atacando a la otra persona por no pensar como nosotros, estamos creando millones de trincheras, y de trinchera en trinchera la convivencia se nos va alejando.

Que viva la diversidad de pensamiento. El respeto. Que viva cada espacio donde posibilitemos el DIALOGAR cediendo un poco, para ponernos en lugar de las otras personas.

Por Ricardo Salas

Actuando en Equipo, Colegio Salesiano

Bandera_costa_ricaZapote, San José, Costa Rica

 

Estamos muy agradecidos con el equipo docente del Colegio Salesiano por habernos permitido seguir aprendiendo cooperativamente a través de taller: Actuando en Equipo disfrutado hace unos días en esta hermosa institución.

A continuación un resumen de lo disfrutado en esta historia que esperamos sea la primera de muchas.

Actuando_en_equioi_Salesiano_3En el gran círculo inicial nos presentamos y estuvimos atentos a conocernos y reconocernos. Un masajito colectivo no renovó de los afanes cotidianos. Luego del chequeo de expectativas, y proponer objetivo del taller, hicimos el ejercicio grupo “rostro a ciegas” que posibilitó romper el hielo y compartir de forma distinta entre colegas. Seguidamente en círculo nos sacamos “Los escarapulines” para luego de una caminata por el espacio distribuir al grupo en tres subgrupos para pensar y escribir sus sueños y miedos como equipo. Minutos después hicimos plenaria para hacer una sola lista de los sueños y miedos comunes a todo el equipo, aquí la gran virtud fue la confianza y el respeto de los puntos de vista anotados.

…

…

En la recta final del taller, les pusimos el reto cooperativo de “la bola” donde por más de 20 minutos buscaron resolver la mejor estrategia para en equipo mejorar su record en el cronómetro. Luego de una plenaria de reflexión sobre lo vivido y de cómo eso nos puede conectar con nuestro quehacer como equipo, pasamos al ejercicio final de “La Telaraña cooperativa” que nos permitió cerrar este taller vivenciando la importancia de tener un objetivo común que acompañado de una fuerza colectiva nos hace más eficientes como equipo y sobre todos, nos posibilita a través de la comunicación construir un ambiente de trabajo más disfrutable para todos y todas. Una foto final y un rico refrigerio fue el broche de oro que cerró esta primera historia juntos.

Para cerrar, expresarles que nos emociona mucho saber que esta historia sea la primera de muchas que juntos podremos coprotagonizar en estas tablas de la educación, siempre teniendo como centro la energía del equipo a través de metodologías vivenciales apoyadas en el teatro.

Actuando_en_equioi_Salesiano_1

Por Equipo Masaya

3 años celebrando juntos. (Taller COOVIFUDAM)

Bandera_costa_ricaLa Sabana, San José, Costa Rica

La celebración del Día Mundial del Cooperativismo se convirtió en la excusa perfecta paraCelebración_Día_del_Cooperativismo_1 seguir aprendiendo y reflexionando sobre lo que es accionar cooperativamente. Que mejor pretexto que el juego para poder comprender y recordar cuáles son los valores cooperativos y cómo los estamos llevando a la acción, desde lo que yo y las otras personas del grupo hacemos.

Para eso empezamos despertando nuestro cuerpo, y así fue, moviendo nuestras articulaciones, músculos, con un masajito colectivo, siempre respirando, con el objetivo de recordar que estamos  vivos,  presentes de manera consciente, Celebración_día_del_Cooperativismo_2para reconocerme a mí y reconocer a mis compañeros y compañeras. Las personas maravillosas de COOVIFUDAM demostraron entre risas y bromas, su presencia activa en lo que logramos construir.

Seguidamente continuamos con un ejercicio que invitó a practicar la observación. Ver no es lo mismo que observar, este último te invita a detallar, a ver más a allá de lo general, es describir con detalle el entorno. Observar detenidamente a quienes se tienen alrededor, lo que se está haciendo y cómo se hace, es sin duda parte esencial del trabajar cooperativamente.

Esto nos abrió el primer espacio para la reflexión: ¿Igualdad o equidad? ¡Qué dilema! LograrCelebración_día_del_Cooperativismo_5definir términos tan similares es complicado, sobre todo porque los valores que se usan en el cooperativismo –y de los valores en general- se unen y entrelazan en algún punto. Entonces logramos entre todas las personas presentes entender que igualdad puede ser entendido como vernos en igualdad de condiciones, derechos, iguales en dignidad, yequidad como la distribución justa de responsabilidades y beneficios de un proceso de trabajo. Y en este punto es cuando el concepto de igualdad y equidad se conectan fuertemente en una pregunta: ¿Cómo hacer que el proceso sea más justo? Pregunta que queda en el aire para que desde las acciones sigamos buscando darle sentido para el fortalecimiento del equipo.

Posteriormente pasamos a jugar con pelotas y cuerdas trabajando cooperativamente, a travésCelebración_día_del_Cooperativismo_3 de un reto colectivo donde la puesta en práctica de los valores cooperativos fue fundamental. El reto fue logrado y con éxito debido entre otras razones a que el equipo se mantuvo con energía positiva más allá de que por momentos algunos de sus integrantes estuviese bajo de energía. Y es que de eso se trata la vida en cooperación ¿no? Cuando unos los necesitan otros disponen y viceversa. Y mejor aún si no son solo adultos los que nos apoyamos, si no que sumamos a niños y niñas con ganas de aportar, como lo vivido en Celebración_día_del_Cooperativismo_3esta historia.

Después de un pequeño descanso, retomamos el trabajo haciendo el ejercicio de “Caminata por el espacio” que nos reafirmó la invitación a estar vivos, en el aquí y en el ahora, y posteriormente para cerrar el taller realizamos el ejercicio de “El tren cooperativo”, que nos dio una maravillosa excusa para la reflexión final en la que cada uno se conectó a profundidad y de forma muy sentida. Cada uno de los momentos de reflexión que compartimos en esta historia del pasado domingo, nos dieron la posibilidad de identificar desde el cariño las siguientes recomendaciones.

Celebración_día_del_Cooperativismo_4

Por Mafe y Ricardo

Taller Herramientas Lúdicas para la Facilitación

Bandera_costa_ricaDesamparados, San José, Costa Rica

La meta era clara, que cada persona participante al salir del taller estuviese en capacidad deFPLL_Herramientas_Lúdicas_1 identificar los aspectos básicos para  ejecutar herramientas lúdicas al facilitar procesos grupales. Y hacía eso fuimos, a través de procesos vivenciales el grupo fue buscando comprender cada uno de los contenidos propuestos.

El proceso consistió en realizar técnicas grupales (juegos cooperativos, ejercicios teatrales) para que aparte de invitarnos a disfrutar en equipo, nos dieran la posibilidad de aprender junto a los otros en el marco de la metodología Masaya: Aprendizaje Cooperativo fusionado con herramientas teatrales.

Para ello iniciamos con nuestro cuerpo, en el teatro el cuerpo es la principal herramienta de un actor o actriz, de igual manera lo es para un facilitador o una facilitadora. Estar en el aquí y en el ahora, conscientes de lo que sucede es primordial para poder reaccionar en las diferentes situaciones o momentos en los que se está facilitando. Para ello la postura del cuerpo es primordial, un cuerpo activo implica un cuerpo con todos sus sentidos despiertos. Y de esta manera lograr sinergia con el equipo de trabajo, ya que ser un buen facilitador es un trabajo cooperativo.

FPLL_Herramientas_Lúdicas_2Con el cuerpo ya activo vamos introduciendo exactamente lo que son herramientas lúdicas para facilitadores, con un ejercicio en tríos logramos rescatar la importancia de diferenciar entre el objetivo del juego y el objetivo pedagógico, y para que ambos se logren las instrucciones deben ser claras. Las diferentes formas en que cada trío resolvió el ejercicio, sirvió para reflexionar al respecto que un juego puede servir para muchos objetivos, siempre siendo conscientes de ello.

Por último dos ejercicios, el primero resolver el acertijo de cómo pasar de un lado al otro, en este el objetivo del juego funcionó, pero no así el pedagógico, y como facilitadores se debe tener un plan B, el siguiente sí nos permitió que la reflexión respecto a los elementos claves de la facilitación: objetivo, flexibilidad y contexto. Tres aspectos que van de la mano en el momento en el que se está planificando, ejecutando y evaluando un taller.

FPLL_Herramientas_Lúdicas_4Gracias a la Fundación Parque La Libertad y a Fundación Ciudadelas de Libertad por confiar en la calidad y compromiso de nuestras historias, que se hacen realidad en las tablas gracias a la entrega de cada persona involucrada. Gracias

Por Mafe y Ricardo

Recordando. (Ensayo 4. TPTP)

Bandera_costa_ricaLa Carpio, San José, Costa Rica

TPTP_Ensayo_4_2Trayendo a la memoria este maravilloso taller. No recuerdo todos los detalles y tampoco el orden cronológico de este día. Lo que recuerdo es nuestro ritual en círculo, para quien no ha ido al TPTP 2013-2017 es nuestro círculo de inicio, en el que todos los presentes despertamos nuestro cuerpo para ponerlo a disposición de lo que compartiremos y aprenderemos ese día, si es necesario escarapulines y pos supuesto nuestros nombres y taca taca taca que en realidad significa “mucha mierda”.

TPTP_Ensayo_4_3Y este fue el día en el que muy emocionados Las Voces del Viento dijo si al “Festival Escuela”, en el cual, ellos como futuros  gestores culturales serán parte de la planificación, gestión y ejecución del evento. Y en medio de esta conversa llego ASOCODECA a pedirnos que nos presentáramos ante un grupo compuesto por líderes comunales y voluntarios extranjeros;  ambos grupos nos presentamos, Masaya y Las Voces Del Viento, todos querían saber  qué hacemos, cómo lo hacemos, hace cuánto lo hacemos…parafraseando a mi compañero Ricardo quien cerró diciendo la conversa: “recordemos que no somos superheroes”. Dejo esaTPTP_Ensayo_4_1 frase a modo de reflexión para quienes trabajamos con comunidades en riesgo social.

Finalmente, recordando este día me quedo con la sensación que desde que empecé con esto de unirme a las personas y trabajar con ellas por un objetivo es un aprendizaje constante, esto nunca acaba y es lo más divertido de todo.

Por Mafe

Llueve (Ensayo 17. TPTP)

Bandera_costa_ricaLa Carpio, San José, Costa Rica

Llueve. Hay que tener esto supremamente claro para entender el día de hoy. Llueve como solo puede llover en una mañana de mitad de junio cuando no hay nadie en las calles. El chino me hablaba algo a gritos en un pasillo del mini super mientras tenía puestos los audífonos escuchando absolutamente nada. De igual manera, no nos escuchamos, porque, no sé si ya lo dije, afuera llueve.

De la misma manera en que cae la lluvia caen los percances. Algo traba la autopista y el tránsito  se paraliza, el día completo se resiste a moverse, a salir de sus propias cobijas. Son finalmente las 9:15 en la ciudadela La Carpio y hay movimiento y lluvia afuera del salón comunal. La capitana del equipo femenino de futbol de La Carpio y yo esperamos fuera del recinto a que nos abran. Me pregunta que si soy nuevo, no sé cómo decirle que no, que llevo un par de años yendo al taller de teatro. Quiero decirle que sí, que cada sábado soy nuevo, porque cada sábado es distinto o alguna boludez, pero mi instinto de supervivencia es por suerte mayor y niego con la cabeza. TPTP_Ensayo_17_1

El primero en llegar es Jeshua y es enfático: “vine a las 9 en punto y no había nadie”. Le digo que gracias por esperar, que el taller lo iniciamos a las 9:45 pero que es un gesto super importante de su parte ser tan puntual. Le sonrío mucho pero él no sabe por qué. Jeshua es un chiquillo totalmente particular, único, como cada sábado es único (ahora sí, lo pude decir). Él tiene su propio ritmo, sus propias observaciones, le importa muy poco lo que piensen los demás. Siempre me recuerda las cosas más importantes de la vida.

Llega Ricardo, atareado también por las presas y la lluvia. Poco después se nos suma Eliecer, uno de los muchachos más constantes del grupo y nos dice la frase del día: “está tan oscuro y frío que hoy que no viene nadie, hasta yo no iba a venir”. Aprovechamos la compañía de este dúo para poner al día la lista grande de asistencia, revisar la programación, ordenar el espacio.

TPTP_Ensayo_17_2Decidimos que éramos muy pocos, que no tenía sentido el plan de iniciar la historia de este año hoy. Ponemos 2 sillas a cada del salón, Jeshua compone portería, zaguero y volante de nuestro equipo de dos, yo subo de lateral, medio centro y extremo derecho. Del otro lado Eliecer y Ricardo se debaten la cancha como los hermanos Korioto. No queremos convertir esto en una crónica deportiva, pero ganó nuestro equipo con Jeshua sólido en el marco y mi gol de último minuto, asistido por Edwin que se nos sumó tarde a la contienda.

Hay algo en esa mezcla de empatía y comunicación que es el fútbol, un lenguaje universal, no tengo la más mínima pretensión de explicarlo, el asunto es que media hora después estamos agitados, eufóricos, felices. Y esta historia cobra sentido. Queremos formar un grupo de teatro, por supuesto, pero primero queremos formar personas. Y esas personas agencian, negocian, disfrutan, ríen, comparten. Por hoy mantuvimos algo en movimiento, construimos algo, conformamos algo, muy a pesar de que, como a la mayoría, las cobijas nos invitaban a no hacerlo. Como le pasa a Jeshua, poco importa si alguien más lo entiende.TPTP_Ensayo_17_3

Por Luis.