Sugerencias:

AL USAR DRAMATIZACIONES EN PROCESOS GRUPALES

1

NO A TODAS LAS PERSONAS LES GUSTA ACTUAR:

Evite pensar que a todas las personas les encanta actuar, y menos si es dentro de un grupo que apenas se está comenzando a conocer. Evite presionar a las personas a hacer algo que les incomoda y posibilite que puedan escoger entre diferentes

opciones, por ejemplo, que sea solo

sin hablar (una estatua).

2

MARQUE EL INICIO Y CIERRE:

Para evitar ese momento incómodo donde el grupo que actúa no sabe cómo y cuándo cerrar, cree un código con el grupo para que usted marque el inicio y cierre de una dramatización o

juego de rol

3

USAR NOMBRES “NO REALES”:

Para hacer de las dramatizaciones un medio más seguro para aprender, invite a las personas que actuarán a usar durante la dramatización nombres distintos a los que realmente tienen y a que sus actuaciones no sean alusivas a personas que el propio grupo conoce.

4

PARTA DE UN MARCO CLARO:

Para grupos que normalmente no han trabajado con dramatizaciones es recomendable entregarles algunos parámetros que les ayuden a crear de forma segura y divertida una dramatización. Por ejemplo, indicarles tiempo de duración, qué tipo de personajes habrá…

5

MANTENGA EL FOCO:

Cuando invitamos a un grupo a hacer dramatizaciones, es por un objetivo concreto. Mantenga esto claro con el grupo tanto en la preparación de las mismas, como en las reflexiones luego de haberse presentado al grupo, y felicite por igual lo logrado por las personas participantes.