Archivo de la etiqueta: habilidades Blandas

Sueño el poder de la solidaridad

Bandera_costa_rica Bandera  San José, Costa Rica. Barquisimeto, Venezuela

“¿Por qué no paran de reír, disfrutar y entregar amor?” “¿Cómo pueden estar tan felices entre tanta desgracia?” Me preguntaba en un particular sueño que tuve y que me movió todo. Y digo particular por dos razones: uno, por ser de esos sueños que sueñas dentro del sueño, y dos, por haberse desarrollado dentro de CECOSESOLA, lugar que ha sido mi casa desde el feto, literalmente.RED_CECOSESOLA_3

“Mana, me acabo de dar cuenta que todos están aquí, los vivos y los muertos, trabajando juntos” le decía a mi hermana abrazándola profundamente, llorando en el propio sueño.

“Yo tengo acá en mi cartera dólares para comprar eso, pero a mamá no le interesa que compre eso, lo principal y lo esencial es otra cosa” pensaba durante el sueño cuando veía los estantes totalmente vacíos, solo con una botella de aceite de oliva, a diferencia de cuando yo trabajaba ahí y todo esta abarrotado de mercancía diversa.

“¿Cómo me puedo estar quejando de estupideces en donde vivo y aquí, con todo lo grave que está la situación  mantienen el sentido del humor ante la adversidad?” me preguntaba en el sueño cuando veía que bromeaban porque estaban comiendo de nuevo sopa con un maíz que por la escasez le echaban a todas las comidas y de la cual ya estaban hartos… todo se lo comían con goce y agradecidos. Eso sí, menos los maíces que riendo los ponían en la basura.

Mientras observaba todo eso, me decía en mí sueño: “Eso es, aquí es donde debo estar…ríen y disfrutan por el poder de la solidaridad”. Al parecer aquí una de las cosas más hermosas que me movieron de este sueño, el poder de la solidaridad.

Al pararme (ahora sí 100% despierto) me senté en la cama desbordado por tanta RED_CECOSESOLA_1emocionalidad…. y lloré… mucho, lloré con una felicidad profunda de haberme reconectado con el poder del colectivo de CECOSESOLA, por la poderosa energía de un montón de personas que ríen mientras trabajan… también sufren pero lo abordan con tanto ánimo que pareciera que los desafíos son casi solo por darle más valor a los momentos en que logran cada pequeño triunfo dentro de un contexto país que como decía mi cuñado, hace unos meses atrás: Venezuela, es como un laboratorio de crisis.

¿Por qué soñé lo que soñé? ¿Qué sacarle a tanta emoción? ¿Cómo sentir/escuchar todo lo que me está diciendo este sueño? no lo sé con claridad. Lo que sí ya sé, es que me he conectado con la gente… no con los números de ventas, o cantidad de personas que se atiende, o la cantidad de años… me conecté con las personas, con los seres humanos que han sido y son parte de CECOSESOLA (estén en plano terrenal o no) y es que ahora que lo veo, pudiese ser que al final esto de la solidaridad humana cuando es tan fuerte es capaz hasta de desdibujar estos planos.

Y en este sentido, reflexiono y busco volver a la esencia de los procesos. Más allá de números, de rentabilidad, de pago de impuestos y de proyecciones económicas (que son importantes) el foco, el meollo del asunto, lo realmente importante de una organización que busca el desarrollo comunitario, en su gente y las relaciones que estas construyen. Es ahí donde está el potencial, la fuerza que posibilitará lograr cualquier meta, incluyendo la supervivencia.

RED_CECOSESOLA_4Guillermina, la morocha, Nancy, Jesús, Fátima, Jorge, Jesús, los Suarez, papá, mamá, Tío Ofilo… y cada persona de este organismo de integración comunitaria… GRACIAS, gracias por seguir siendo parte de mi formación como ser humano que desde acá, en otro lugar distinto a Barquisimeto, intento multiplicar esta buena vibra y felicidad profunda que da la solidaridad sincera… esa solidaridad que no es esa de dar para robar cámara y llenarnos el ego, ni es tampoco esa solidaridad de “dar sin querer nada a cambio” paja, eso es paja, en el fondo siempre queremos algo de vuelta y eso no tiene nada de malo, por el contrario que rico ser solidario con alguien-es-  y recibir de vuelta una sonrisa, un gracias o abrazos profundos que multiplican la buena energía… como esos abrazos de los que me fui dando en el sueño con cada persona con que me iba saludando al entrar a CECOSESOLA… ese lugar que desde feto fue mi casa.

RED_CECOSESOLA_5Nota: Este sueño lo tuve en mayo de este año, para ese momento Guillermina estaba vivo, hace unos días atrás, lamentablemente falleció… Feliz viaje mi amado “papero”, seguirás igual en mis sueños de un mundo más solidario.

 

Por Ric

 

El amor de las preguntas

Bandera_costa_rica  San José, Costa Rica

 

Muchas veces Lay y yo nos cuestionamos si Ro, nuestro hijo de 6 años realmente es una persona muy reflexiva y atenta a lo que sucede su entorno, o es solo capricho de papá y mamá que aman con todas sus fuerzas a su hijo. Pero, si no mienten las otras personas que rodean a Ro, éstas expresan que de una u otra forma les llama la atención de Ro, su capacidad de observar los detalles, recordarlos y sobre todo, conectar una experiencia con otra. En este sentido, y jugando a asumir que esto es así ¿Por qué Ro será así? ¿Es especial, o esto es una capacidad que tiene cualquier niño o niña? ¿Por qué Ro y otros niños y niñas de edad parecida tal vez no?

Cada vez me convenzo más que toda persona desde pequeña tiene el potencial de desarrollar su capacidad de estar vivo, atento, conectado al mundo, preguntando-se ¿Qué? ¿Por qué? ¿Dónde? ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Por qué?… El tema está en el contexto que rodea a esa persona. Y es que creo que uno de los factores que más afecta el desarrollo o no de esa capacidad es la actitud que tienen las personas del círculo más cercano de ese ser. ¿Escuchan esas personas? ¿Valoran cada mensaje expresado por la persona pequeña o consideran que “cuando crezca” ya dirán cosas “Serias” que sí tomarán en cuenta? ¿Les interesa generar un diálogo genuino y constante con ese niño o niña?…

Esas y otras interrogantes son fundamentales que nos las hagamos para con ello convertirnos en “posibilitadores” para que otros seres humanos, desde pequeños puedan ejercitar y desarrollar su grandioso potencial de estar vivos en el aquí y en el ahora, siendo críticos, reflexivos y apasionados por disfrutar los detalles… los entre líneas de la vida.

(Lay va caminando con Ro -4 años y 9 meses-  rumbo a la feria de verduras y frutas)

Ro: Mami ¿existen familias rotas?

Lay: ¿ah sí? ¿cómo es una familia rota?

Ro: bueno la mamá vive separada de su esposo y sus hijos y hasta de su bebe… está dividida, ¿entiendes?

Lay: sí entiendo … ¿y eso qué te parece?

Ro: mal, porque está rota

Lay: bueno hijo hay diferentes tipos de familias.
Ro: si yo se , familias con hermanos y sin hermanos, familia de viejitos, y así
Lay: también familias de solo mamás , con un solo papá, con dos mamás y un papá , familias de abuelos… (Ro me interrumpe)

Ro: bueno ya no quiero hablar más del tema

Lay: ¿por qué? estamos conversando.

Ro: si, pero me dan ganas de llorar

Lay: ¿te puedo decir una última cosa?
Ro: ok
Lay: lo que hace a una familia “familia” es el amor

No dijo nada … comenzó a hablar de la luna y las estrellas.

Así como ésta, mes a mes van surgiendo nuevas y apasionantes conversas, que hemos decidido ir registrando -algunas olvidamos anotarlas-. Y si bien, no siempre tenemos la disposición a 100% de estar escuchando y sintiendo en el aquí y en al ahora cada uno de esos diálogos, sí nos esforzamos en estar lo más posible atentos a escuchar-preguntar-escuchar. Y es que evitamos que cuando Ro nos hace una pregunta, una afirmación o negación sobre algo, decirle de una vez nuestro parecer, por el contrario, devolvemos la pregunta a él mismo, para por un lado, motivarle a profundizar lo más posible en lo que uno está pensando, y por el otro -y muy importante también- para conocer más detalles del posible ¿por qué de esa expresión? y con ello evitar salir de una vez con una sentencia desde la suposición de “Lo debe decir es por esto, así que de una vez le digo esto”.

Y es en ese punto donde cobra una fuerza hermosa el amor de las preguntas. Devolver una pregunta, luego otra, y ser casi que solo facilitadores de un proceso de reflexión que poco a poco pasa de ser individual a colectivo. Es fascinante, y no porque sea Ro, fascinante porque posibilitamos no suponer, y con ello no limitar el poder de creación, conexión y profundidad de toda persona, indistintamente la edad que tenga. Por cierto, vale acotar que a Ro desde que estaba en la barriga de Lay le hablamos, y no en “bebeñol” le hablamos como a cualquier otra persona, y lo mismo cuando nació, el aún no podía construir comunicación a través del verbo, pero sí comprendía lo que le decíamos y el amor que le trasmitíamos, siempre dialogábamos, cada quien con su forma de comunicarse.

Y así poco a poco mientras ha ido creciendo, creo que él ha podido ir valorando, -solo es mí sensación- que lo valoramos como un ser humano pensante, y no como un niño que luego será una persona…adulta. Y si usted no hace esto, lo invito a hacerlo porque es un fascinante mundo de aprender colectivamente. No hay desperdicio.

Viva el amor, viva la escucha y el poder de las preguntas.

Por Ricardo Salas

¿Él es Satanás?

San José, Costa RicaBandera_costa_rica

Por allá en los 90’s (cursaba 5to o 6to grado en una Escuela de La Salle) estaba jugando en casa con mi amigo del alma, Lalo, un vecino con el que siempre la pasaba super bien. Ese día, estábamos en el patio de la casa vieja, y él se percató que yo tenía un llavero con la imagen de San Juan Bautista de La Salle, que como imaginarás luego de 8 años escolares en esa institución (más los años que mis hermanos mayores ya tenían ahí) este personaje significaba muchísimo para mí.

Pues resulta que Lalo, me dijo “eso es de Satán, él es Satanás”. Para mí, en ese momento, eso fue un gran ataque. Le dije que no, que, para nada, y que incluso representaba parte de la iglesia católica. Para lo que él dijo “En el evangelio dice que solo se puede venerar la figura de Jehová, y que cualquier otra representación, es una acción del diablo para engañarnos”.La Salle

Recuerdo mi rabia, recuerdo mi impotencia, que rápidamente al ver el rostro de Lalo riendo y repitiendo “Él es Satanás”…” “Sí, él es Satanás” pasó rápidamente a violencia, lo agarré por el cuello y mientras lo apretaba, él con la cara roja decía “Satanás” “Satanás”… y yo apretando más duro le decía: “Di que no es satanás”…. y de ahí no recuerdo en qué terminó… sí sé que aún está vivo y que continuamos siendo grandes amigos.

Ahora de grande, muchos años después (no hace falta decir cuántos) aún recuerdo ese instante, el lugar específico donde ocurrió y cómo era mi llavero. ¿Por qué sigue en mi mente esa historia? Probablemente porque después de salir egresado de La Salle, ya con primera comunión y confirmación, muchos cambios de posición he vivido. Por ejemplo, estudié 4to y 5to año en un colegio adventista, que me invitó a conocer otra verdad… me la presentaron como “la verdadera”. Rápidamente, y sin avisar en mi casa (no sé por qué), me bauticé adventista. Viví mi nueva verdad, solo por 2 años, ya que cuando hice mi año sabático y dediqué un año exclusivo a trabajar en la cooperativa, varios compañeros de ahí me decían que ellos asistían a la iglesia evangélica, y que esa era “La Verdad”. Recuerdo que, en ese momento, cada tarde debatíamos en los descanso del trabajo (siempre en respeto, tal vez porque nos unía el convivir en la cooperativa) y comencé a darme cuenta que un mismo versículo de la biblia, así fueran dos líneas, la católica, la adventista y la evangélica podían tener una interpretación distinta de esa verdad. Pero lo cierto es que comencé a asistir a esta iglesia y estaba a punto de bautizarme (no era muy duro para cambiar), solo que al irme a estudiar en otra ciudad esto no continuó. Al entrar en la universidad, nuevas posiciones y formas del ver mundo fui conociendo.

Como que no hay Una Verdad…

Ahora y después de mi pasada por la universidad (Que por cierto era católica) estoy en este momento (Hoy febrero 2018…no sé en 5 años) con mi planteamiento que Dios es el acumulado de las buenas energías, y que no requiero de intermediarios -Instituciones- para conectarme con lo divido… y con esto no me siento vidente o sobrenatural… sino que es una relación directa, sin más, con mucho amor y agradecimiento por cada día de vida. Y que hay tantas versiones de verdad como interpretaciones un libro.

Pero… ¿Y entonces? ¿quién es satanás?, no estoy muy seguro, pero creo que no es San Juan Bautista de la Salle, y que es más probable que seamos tú y yo, cuando por imponer una verdad -por más amor que tenga- pasamos por encima de la voluntad de las otras personas, negando sus particularidades.

Posiblemente estas vivencias y las muchas que tuve dentro de mi familia y la cooperativa (las cuales fueron una bendición) desde hace muchos años me he –y nos hemos– dedicado, a buscar formas creativas y energéticamente saludables que nos posibiliten ponernos en el lugar del otro, el posibilitar que por lo menos un instante pensemos/actuemos desde la visión de las otras personas, sobre todo de las que consideremos “contrarias” a las nuestras.

Y es que al final de cuenta, no es tan difícil. Es solo reconocer que yo y los míos, somos solo un pequeño punto dentro de un universo de posibilidades de pensamientos y creencias. Y que si cada uno se pone desde su trinchera -por más amorosa que crea que sea-, (Religiosa, político partidista, patriótica, ideológica…) atacando a la otra persona por no pensar como nosotros, estamos creando millones de trincheras, y de trinchera en trinchera la convivencia se nos va alejando.

Que viva la diversidad de pensamiento. El respeto. Que viva cada espacio donde posibilitemos el DIALOGAR cediendo un poco, para ponernos en lugar de las otras personas.

Por Ricardo Salas

10 años aprendiendo juntos

Bandera_costa_ricaCosta Rica

El pasado 2017 fue un año muy especial ya que fueron 12 meses de nuevos retos con una especial celebración: el 15 de noviembre cumplimos 10 años de estar masayando, así es, fue por allá en el 2007 donde en Caracas, Venezuela, se inició esta historia que aún no para, así como la celebración, puesto que aún estamos de fiesta con la preparación de algunas sorpresas que queremos regalarnos a todas las personas que, de una u otra manera, son parte de tejido de las redes masayeras.

Por otra parte, uno de los datos a resaltar del pasado año es que logramos trabajar con más de 1.000 personas en diferentes comunidades de toda Costa Rica, y logramos dar un paso más hacia la consolidación del modelo de negocio de nuestra Asociación. A continuación, las acciones más relevantes que coproducimos en el 2017:

  • Con el equipo de la Estrategia Yo Me Apunto (Ministerio de Educación Pública) trabajamos en 6 colegios de distintos lugares de toda Costa Rica: Limón, Alajuela, Pérez Zeledón y La Cruz de Guanacaste. En 5 de estos 6 colegios hicimos la segunda edición del Taller Actuando en Común-Unidad con el personal administrativo y docente de estas instituciones educativas, y en colegio nocturno de San Ramón de Alajuela realizamos la primera edición. Con esta historia venimos trabajando de la mano con esta estrategia del Ministerio de Educación Pública de Costa Rica desde el 2016.
  • Con Yuso Proyectos volvimos a compartir escenario, apoyándoles en todo lo relacionado al diseño y ejecución las sesiones de taller para lograr el diseño participativo de proyectos de mejora en las zonas de El Prado y Guayabos de la Municipalidad de Curridabat, bajo el nombre de Transiciones.
  • Con la Municipalidad de Montes de Oca, diseñamos, ejecutamos y evaluamos la historia: Consulta Ciudadana. Gran reto, lleno de muchos aprendizajes, entre éstos: la importancia de lograr que más allá de la cantidad de trabajo que tengamos en Masaya y las dificultades que haya en un proceso, es vital el auto-cuido para mantenernos siempre con buena salud y energía ya que es esto nuestro motor para seguir adelante. Otro de los aprendizajes junto con el equipo de este gobierno local fue identificar la importancia de que desde Asociación Masaya apoyemos de forma integral un proceso tan complejo como éste, donde incluyamos no solo el diseño, facilitación y evaluación de las sesiones de taller sino también el diseño y ejecución de la convocatoria con las comunidades, así como hacer con cada grupo al menos 3 sesiones (3hrs c/u) para lograr una mayor profundidad calidad de la historia.
  • Hicimos también el primer proyecto directamente con la Municipalidad de Curridabat (con quienes indirectamente venimos trabajando desde el 2016), llamado: Red de Cronistas (RDC), por el mejoramiento de la calidad de vida de las personas habitantes de Curridabat. Historia la cual fue en la que dedicamos más energía y tiempo de todo el 2017, ya que por más de 6 meses trabajamos en el diseño y ejecución del Piloto de la RDC. En este proyecto, el cual continuará en este 2018, nos encargamos -junto al equipo de Innovación de la Municipalidad- de tareas como diseño de procesos convocatorias, de talleres, y actividades en espacios públicos, así como la gestión de la cuenta en FB de la RDC y de la comunicación a través de los diferentes grupos de whatsapp creados con las personas integrantes de esta red que abarcó a habitantes de los 4 distritos del cantón.
  • Logramos la consolidación del proyecto: Masaya Puertas Abiertas, iniciativa liderada por nuestra organización que tiene como objetivo abrir un espacio para la reflexión y acción en relación con ¿Cómo podemos ser mejores personas facilitadoras de procesos grupales? (Con enfoque a comunidades estigmatizadas como violentas). Es un proceso financiado (donado) por nuestra organización sumado al apoyo de las personas participantes que colaboran con el refrigerio e hidratación. Este espacio que se abre bimensualmente desde inicios del año pasado, consiste en sesiones de taller de 4 horas y está dirigido -sin costo alguno- a cualquier persona interesada en aprender-enseñar en colectivo. La primera sesión de esta iniciativa la realizamos en el marco de Amón Cultural, donde tuvimos la dicha ser parte de las diferentes actividades artísticas y culturales que se dieron cita en todo Amón, llenando sus calles de buena vibra y muchísima gente.
  • Volvimos a ser parte de la iniciativa Octubre Urbano, ahora en su segunda edición, donde aportamos con una sesión especial de Masaya Puertas Abiertas en pleno Parque Central. Fue una sesión que nos gozamos todo el equipo masayero durante una mañana con hermoso sol y buena vibra.
  • Pudimos ser parte del Encuentro Mesoamericano, donde el equipo del Centro de Estudio y Publicaciones Alforja muy amablemente nos invitó. Fue sin duda un espacio para seguir conociendo-nos y construyendo nuevas redes. De resaltar que nos enteramos de este evento ya que ahora somos vecinos de esta querida organización puesto que desde abril del pasado año estamos en nuevas instalaciones las cuales nos reciben día a día con buena energía y excelente vista.
  • Finalmente, con el equipo de Asociación Semillas realizamos el Trueque Masaya-Semilla donde compartimos una hermosa mañana llena de intercambio de conocimientos y mucha comida. Esperamos que este sea el primero de muchos trueques con esta hermosa organización.

Estas fueron las historias más resaltantes de este 2017 donde continuamos construyendo aprendizajes en colectivo y que para este 2018 nos posibilitan seguir creciendo con humildad y buena energía, paso a paso a partir de cada historia co-producida.

Para cerrar, no queremos olvidar el difícil momento que vivimos todo el equipo con la partida inesperada de nuestro querido amigo Luis Umaña, con quienes coproducimos varias hermosas historias. Sabemos que desde dónde estés querido Luis, nos estás mandando la mejor de las energías para nuestro quehacer solidario. Así que ¡Vamos que vamos! A ponerle bonito a estos segundos 10 años masayeros: 2017-2027.

Por Equipo Asociación Masaya

Y continúan en cleta, camino al FIC Conviviendo Sin Fronteras La Carpio 2016

Bandera_ColombiaCartagena de India, Colombia

Con muchísima emoción les compartimos unos de los artículos que vienen escribiendo De y Cori en su blog: https://voltaaomundo.noblogs.org/ contando su experiencia de encaminarse desde Brasil a Costa Rica, para estar en nuestro esperado Festival Internacional Comunitario Conviviendo Sin Fronteras que se realizará en la comunidad de La Carpio del 12 al 18 de diciembre de 2016.

Pasaron varias semanas de visita en Venezuela, y desde hace unos días están en Colombia donde compraron dos bicicletas y ahora siguen subiendo a tiquisia a dos ruedas, pedal y mucho esfuerzo para ir desdibujando varas fronteras.

Acá uno de sus artículos:

Y continuamos de Bicicleta….

Estamos en la ciudad de Cartagena de Indias (Colombia), desde el 16 de agosto. Aquí nos hemos comprado nuestro nuevo medio de transporte: Bicicletas. Mañanas 27 de agosto salimos temprano en dirección a Turbo (Colombia). Son unos 465kms. Desde allá pensamos tomar barco a Panamá. No hay vía terrestre que comunique a ambos países.

De Panamá continuamos hacia San José de Costa Rica. Queremos llegar allá a finales de noviembre de 2016 para participar –como ya contamos- del 1er FIC: Conviviendo sin Fronteras (La Carpio, 2016). Vamos que vamos!

En Cartagena han sido lindos los días. De mucho trabajo. Montando las bicis, vendiendo brigadeiros, organizando el blog. Nos hemos quedado en barrio que se llama 13 de junio. Un lugar bonito que merece un texto aparte. En un apartamento que nos ha prestado el señor Julio, cuñado de un querido amigo, Miguel Tatis. A ellos y a toda la familia de Miguel, en el 13 de junio y en Blas de Lezo: Gracias. Muchas gracias.

A quién nos lee, si por casualidad tienen algún contacto en el trayecto Cartagena- Turbo (Sincelejos, Monteria…) que nos pueda dar una mano en el camino, también: ¡Gracias!

Cori-De- Bicis- Cartagena

Querida Cori, querido De, que esas ruedas no paren, al igual que el seguir aprendiendo de nuestros pueblos de Latinoamericana, les esperamos pronto para abrir el telón de este FIC que desde hace dos años comenzó como un sueño en nuestras cabezas.

Por Equipo Masaya

El reencuentro y su inicio (Punto Teatro. Sesión 1)

Bandera_costa_ricaCasa Teatro, San José, Costa Rica

Inicio: Así comenzamos esta gran historia del Punto de Cultura: Punto Teatro, con la grandiosa emoción de reencontrarnos con 6 agrupaciones con las que de una u otra manera hemos compartido escenario en diversas iniciativas del ámbito sociocultural.

Las personas que facilitaríamos el espacio llegamos temprano y acomodamos nuestro espacio de Casa Teatro. La ilusión de encontrarnos con las personas con las que hemos trabajado nos llenaba de dicha. Sonrisas, abrazos y caras de sorpresa fueron llenando el espacio.Punto_Teatro_Sesión_1_1

Desarrollo: Ejercicios como “masaje cooperativo”, “pasar el aplauso”, “caminata por el espacio”, enmarcaron el desarrollo de esta primera sesión que llevaba por objetivo romper el hielo e ir construyendo comunidad con este nuevo grupo con el que estaremos trabajando hasta noviembre de este año en la primera edición de Punto Teatro.

Luego formamos subgrupos donde se conversó para definir de forma cooperativa los sueños y miedos que tenemos sobre el proceso a comenzar. Al igual que se chequearon las expectativas, así como se motivó en todo momento al grupo estar presentes aquí y ahora. Cada una de las Punto_Teatro_Sesión_1_2personas que participamos del taller nos mantuvimos activas, disfrutamos de los espacios de conversación, así como de un rico refrigerio donde comimos frutas, galletas y jugos para recargar energías.

Cierre: ¿por qué nos vemos hasta dentro de 15 días? Fue una de las preguntas que surgió hacia el final de la sesión, posiblemente pregunta hecha desde las ganas de vernos más seguido, pero logramos explicar el porqué de vernos cada quince días. Esperemos que funcione este cronograma. Finalmente cerramos con un gran círculo donde algunas personas participantes aprovecharon para sugerir que para la sesión 2 pudiéramos tener en el refrigerio palomitas de maíz. Esperamos satisfacer esta petición J .

Nos despedimos con la foto grupal y con la ilusión de volvernos a encontrar. Grandes expectativas rodean este Punto Teatro 2016.

Punto_Teatro_Sesión_1_3_Cara_de_Punto_Teatro

¡Un, dos, tres Punto Teatro!

Por Equipo Asociación Masaya

Gracias Nacho y Dany TCUs Ulatina, por todo el aporte